…con la cocina


La Cocina del Casero

La cocina no parece variar tanto de otras de pisos de alquiler, pintura amarillenta, horribles cuadros de cocina, fogones de gas ennegrecidos, una cubertería de lo mas mestiza, estanterías de cocina chirriantes y por supuesto un frigorífico con las baldas rotas. También algo menos usual un mini baño dentro de la cocina (Genial ¡¡ podemos vigilar la olla mientras… ejem). Bueno manos a la obra vamos a adecentar este espacio.

1.  Pared de Pintura Pizarra

¿Que que es la pintura tipo pizarra? pues una pintura que nos permitirá dibujar con tiza sobre ella y borrarla como una pizarra de colegio. ¿Que ventajas tiene? imagínate a tus amigos escribiendo en ella durante una fiesta en casa, el calendario de limpieza, lista de la compra, dibujar monigotes  mientras se fríen las patatas, ect…

Para empezar deberemos de disponer de una pared lisa, pero claro algún iluminado tuvo que inventar el gotele, así no nos queda mas remedio que eliminarlo. Necesitaremos únicamente un pulverizador con agua, una espátula , y la paciencia de Job. Pulverizamos por tanto la pared para que se ablande la pintura

 

Y raspamos enérgicamente. Después de una mañana entera raspando, me duele terriblemente el brazo, me pregunto si merece la pena, y si no estaré sencillamente destrozando la pared.

 

 

Bueno algún arañazo queda visible pero se quita con un poquito de aquaplas, lo compré en una ferretería, son unos polvos, los mezclas con agua hacen una pasta y la extiendes con la espátula, todo lisito🙂

 

 

Protegemos los limites que vamos a pintar con cinta de carrocero, así como la linea que se junta con el techo, la pared vecina, puerta, ect.. Si hay enchufes se pueden desmontar o tapar con la cinta, queda a su elección. Protegemos el suelo con papel de periódico para no manchar. Y ala nos ponemos a pintar, este es el resultado.. una pared negra y vacía “de momento”.

 

2. Otra Pared, otro color

Enfrente de nuestra nueva pared pizarra, tenemos otra pared mayor, en este caso la pintamos de un color alegre que haga contraste con la pared negra. He elegido el verde Amazonia que me parece muy elegante y que además muy barato ya que me lo ha regalado un amigo que pinto su casa con el.

 

Aquí vemos el contraste entre las dos paredes, la pared verde parece muy vacía no? tranquilos que ahora lo decoramos…

 

 

 

3. Decoramos la pared

Para ello he puesto 2 cositas, un cuadro más o menos artesanal y un dibujo pintado sobre la propia pared.

He elegido como dibujo una ilustración de Paul Barrow, de el libro de ilustracción Kustom Graphics editorial Kokero, muy recomendable si te gusta el estilo Hot Rod, y en casa nos gusta🙂. El dibujo es en blanco y negro así que no será excesivamente complicado. Me ayudo de una plantilla adhesiva de vinilo.


La idea de la plantilla es poder dibujar en ella con un proyector el dibujo maximizado, y luego utilizarla para ir pintando los diferentes colores. De todas formas ya explicaré más tranquilamente todo el proceso

 

 

El resultado final es el siguiente, queda muy aparente, aunque no se si es un motivo muy de cocina quizás de un restaurante mexicano algo particular.

 

 

 

Ahora vamos con un cuadro, por supuesto en esta casa reciclamos, y no hay nada como darse un paseo los días de recogidas de muebles por Madrid. En este caso me encontré un marco de un cuadro, lo forre con trozos de cómic y revistas (mojando los trozos en agua con cola blanca) y le coloque una ilustración, que me había llamado la atención, no recuerdo el nombre del autor “sorry”. La ilustración es una fotocopia en papel fotográfico para que quede en buena calidad y de fondo de marco puse una cartulina negra ondulada, más baratito imposible.

 

 

4. Un cajon roto una oportunidad decorativa

Así es como nos encontramos el cajoncito de la cocina, le faltaba el frontal, que funcionaba pues si pero umm que feo queda ¿no?. La das vueltas al coco , miras el cubo de basura lleno de latas de Coca cola y hualaa¡¡¡ se me ocurre que…

 

 

 

 

Podríamos hacer un frontal del cajón forrado con latas de Coca cola. Para ello necesitamos: 1. Serrar una tablita de madera de las dimensiones de cajón. 2. Cortar las latas necesarias para forrar el cajón (use unas buenas tijeras). 3. Clavarlas con tachuelas de zapatero. Finalmente ponemos un asa. (Baje a la calle con un destornillador y cogí de un contenedor de obras un asa de una  puerta vieja).

Por detrás no lo forro, se pueden ver los 2 agujeros que he hecho para posteriormente atornillado al cajón, que tiene también sus dos agujeros correspondientes. Necesitamos 2 tornillos suficientemente largos, y con tuercas para sujetar el frontal.

 

 

Ya tenemos un cajón pop-art 🙂

5. Esas sillas

Tenemos 4 sillas en la mesa de la cocina, una de ellas es diferente, imagino que traida de la calle, no pasaría nada  pero en nuestro caso esta tiene carcoma, por lo que decidimos desacernos de ella aunque no creo que a la carcoma le guste mucho el conglomerado de los muebles de pisos de alquiler. Las demás sillas son de Ikea, que ya sorprende que hallan durado más de 10 años, ¿alguien conoce una mesa Lack de Ikea de mas de 2? ¿tienen los muebles Ikea obsolescencia programada como los electrodomesticos?

Para preparar las silla, quitamos primero el asiento que solo hay que desatornillar, y lijamos con una lija no muy gruesa para quitar un poco de la pintura inicial.

 

 

 

La verdad es que lijar la silla es casi tan aburrido como quitar el gotele de la pared. Ponte algo de musica si puedes.

 

 

 

 

Utilizamos pintura al agua blanca, mas que por ecología por no usar disolventes dentro de casa. Normalmente necesitamos 2 pasadas, ya que el blanco no es un color que cubra en exceso.

 

 

 

Hemos terminado de pintar las sillas, si el asiento estaba deteriorado como en nuestro caso podemos forrarlo con tela, y graparlo a el propio asiento por debajo para anclarlo.

La verdad que no me convence demasiado la tela pero, es lo que teniamos, seguramente la cambiaré en un futuro, tengo un amigo que hace serigrafia y un tapete persinalizado sería genial.

 

 

6. La recompensa

Y aquí tenemos el resultado final, de nuestra pared pizarra después de alguna fiestecita,  alguna visita, algún mensajes de convivencia,  una pared con solera , que va cambiando día a día.

 

 

 

 

Vista de la pared verde, con las sillas de color blanco. Pusimos la misma tela  para el mantel. Poco a poco esto va siendo un hogar.

(Pos data: El frontal original del cajón fue encontrado meses mas tarde debajo del frigorifico, pero decidimos dejar el nuevo diseño ;-))

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Casa. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a …con la cocina

  1. Ana dijo:

    en fin! cuando termines, Marco quiere que le pintes algo en su habitación,
    a ver si te quedan ganas!! Besos

  2. mledesma dijo:

    Me encata esta primera entrada! Y la casa me suena mucho😉

  3. belen dijo:

    ME GUSTARIA SABER SI TIENES RELACION EN CANTABRIA YO SOY DE CANTABRIA Y SIEMPRE HE RESTAURADO Y RECICLADO ME GUSTARIA COMPARTIR INQUIETRUDES Y TECNICAS TRUQUILLOS ETEC ES MUY INTERESANTE Y TIENES MUXO GUSTO UN SALUDO BELENETA MI CORREO ES B beleneta555@hotmail.com

  4. Pingback: Buenas ideas para decorar una casa de alquiler – I |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s